10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 30 de noviembre de 2016, 14:06

Abogan por la prevención del VIH y acabar con la discriminación en Honduras

Tegucigalpa, 30 nov (EFE).- Autoridades de Honduras y el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y Sida (ONUSIDA) reafirmaron hoy su compromiso con la prevención de esa enfermedad y llamaron a acabar con la discriminación que sufren muchos de los grupos más vulnerables a la epidemia.

El director de ONUSIDA en Honduras, Héctor Sucilla, dijo a Efe que las autoridades no deben bajar la guardia contra el sida porque los infectados siguen aumentando día a día, por lo que considera necesario más información para concienciar a la sociedad, especialmente a los jóvenes, prevenir y diagnosticar la enfermedad en un primer momento.

"Hay que retomar las campañas de prevención dirigidas a la población en general, pero también se requieren campañas específicas" para los grupos más afectados por la enfermedad, subrayó el funcionario, en la víspera del Día Mundial del Sida, que se celebra cada 1 de diciembre.

Según cifras de la Secretaría de Salud, desde 1985, cuando se detecto el primer caso de sida en Honduras, hasta octubre de 2015, el país registra más de 34.000 casos acumulados de la enfermedad.

Sucilla instó al Gobierno hondureño a "redoblar los esfuerzos" para poner fin a la epidemia que se cobra en el país entre 700 y un millar de vidas al año.

"Si no se toman acciones hoy y no incrementamos los recursos para la epidemia, hay un riesgo de una repunte de la misma", subrayó el alto cargo de ONUSIDA, quien dijo que Honduras registra alrededor de 500 nuevas infecciones de la enfermedad al año.

Lamentó, además, que el país centroamericano "no ha logrado reducir ni las infecciones ni las muertes de una manera drástica".

Sucilla participó este miércoles, junto a la viceministra hondureña de Salud, Delia Rivas, en el "Foro Político Científico sobre VIH/SIDA", en el que aseguró que es necesario utilizar todos los canales para concienciar de la importancia de prevenir y de hacerse las pruebas de diagnóstico cuando se ha estado en situación de riesgo.

Señaló que la ONU pactó en junio pasado acelerar durante los próximos cinco años la lucha contra el sida para poder terminar con la epidemia para 2030.

El texto acordado por los 193 países respalda una estrategia con la que la organización quiere redoblar de aquí a 2020 las inversiones y las actividades contra el sida.

El director de ONUSIDA señaló la importancia de erradicar la discriminación y el estigma en todo lo relacionado con el VIH, al igual que la violencia que afecta a la población afectada por la enfermedad.

Además pidió a las autoridades sanitarias atacar la epidemia "no sólo como un problema de salud, sino como un problema de desarrollo sostenible".

En declaraciones a Efe, la viceministra hondureña de Salud señaló que Honduras "ha avanzado mucho" en enfermos con VIH/sida, que ahora tienen acceso a medicamentos retrovirales, lo que aumenta sus expectativas de vida, pero reconoció que "todavía hay mucho por hacer".

Enfatizó además en la necesidad de intensificar las medidas de control para "evitar un aumento" de los casos de esta enfermedad, que afecta más a la población de 17 a 49 años.

"Hay que trabajar en la prevención, ya que es la clave" para erradicar esa epidemia, subrayó Rivas.

La funcionaria hondureña afirmó que 17.340 personas con el virus del sida reciben tratamiento antirretroviral en Honduras, para lo cual el Gobierno invierte alrededor de 20 millones de lempiras (849.617 dólares).