9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 14 de agosto de 2016, 21:28

Abe hace una ofrenda al polémico santuario en aniversario del fin de la IIGM

Tokio, 15 ago (EFE).- El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, hizo hoy una ofrenda al polémico santuario tokiota de Yasukuni, vinculado al pasado militarista del país, el día en que se conmemora el 71 aniversario del final de la II Guerra Mundial.

Abe envió un árbol al santuario sintoísta a modo de ofrenda con motivo de la conmemoración, lo que parece destinado a evitar fricciones con los países vecinos e indica que el primer ministro nipón volverá a abstenerse de visitar las instalaciones en esta ocasión.

La última vez que acudió a Yasukuni, en diciembre de 2013, Abe desató las iras de Seúl y Pekín, e incluso Washington, aliado principal de Tokio, recomendó evitar episodios similares en el futuro para no incrementar las tensiones diplomáticas en la región.

Por el momento, el viceportavoz del Gobierno nipón, Koichi Hagiuda ha sido el único miembro del Ejecutivo en visitar en esta fecha histórica el santuario cuyo simbolismo critican países como Corea del Sur o China, que padecieron el colonialismo nipón.

Con motivo de la conmemoración, muchas miradas se centraban en la nueva ministra de Defensa, Tomomi Inada, que asumió el cargo a comienzos de mes y anteriormente había protagonizado varias visitas a Yasukuni que irritaron a los países vecinos.

Pero Inada, considerada una figura ascendente del PLD y de perfil conservador y próximo ideológicamente a Abe, se encuentra en un viaje oficial en Yibuti y no podrá visitar en ningún caso el santuario sintoísta.

Varias visitas que realizaron anteriormente miembros del Gobierno nipón en torno al 15 de agosto -fecha en la que buena parte del país celebra el festival para honrar a los antepasados por lo que es tradición acudir a cementerios, santuarios y templos- enfurecieron especialmente a Corea del Sur y China.

El 15 de agosto es también la fecha en la que el Japón imperial capituló poniendo fin a la II Guerra Mundial y a su dominio sobre ambos países, que celebran respectivamente sus días nacionales de la independencia.