4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 24 de agosto de 2016, 23:24

Abe comienza a preparar una cumbre trilateral con Pekín y Seúl para este año

Tokio, 25 ago (EFE).- El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció hoy que se han iniciado los preparativos para organizar una cumbre trilateral con China y Corea del Sur hacia finales de año, tras el acercamiento logrado la víspera entre los cancilleres de los tres países vecinos.

"Planeamos acoger la cumbre este año como país anfitrión. Japón, China y Corea del Sur comparten una gran responsabilidad para la paz y la estabilidad regionales", dijo Abe a los medios nipones antes de partir desde el aeropuerto tokiota de Haneda con destino a Nairobi, donde participará en la Conferencia Africana de Desarrollo.

El mandatario también manifestó su deseo de mantener reuniones bilaterales por separado con el presidente chino, Xi Jinping, y con la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, en el marco de la cumbre del G20 que se celebrará en Hangzhou (China) entre el 4 y el 5 de septiembre.

El líder conservador añadió que en estos encuentros se tratarán temas como la amenaza de Corea del Norte después de que este país realizara su primer lanzamiento con éxito de un misil balístico desde un submarino (SLBM), en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

Las declaraciones de Abe se producen después de que el miércoles se celebrara en Tokio el segundo encuentro anual consecutivo entre los ministros de Exteriores de los tres países, unas reuniones que se suspendieron entre 2012 y 2015 por el empeoramiento de sus relaciones.

Tras la reunión, los tres ministros expresaron su intención de estrechar su cooperación más allá de las rencillas históricas y territoriales, y se mostraron de acuerdo en comenzar los preparativos para que se celebre a final de este año una cumbre trilateral de líderes.

De hacerse realidad, esta sería la primera cumbre de este tipo desde 2012, fecha desde la cual los lazos entre los tres países se han visto debilitados por disputas territoriales o la valoración del papel de Japón antes y durante la II Guerra Mundial, periodo en el que colonizó la península coreana y parte de China.