8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 26 de septiembre de 2016, 04:33

Abe apuesta por aprobar el TPP en el Parlamento nipón antes de que acabe 2016

Tokio, 26 sep (EFE).- El primer ministro nipón, Shinzo Abe, abogó hoy por impulsar la ratificación parlamentaria del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) durante la actual sesión del hemiciclo, que está previsto que se extienda hasta el 30 de noviembre.

"Aprovechando una pronta aprobación del TPP, nuestro objetivo pasaría por intentar exportar al año 1 billón de yenes (8.832 millones de euros/9.922 millones de dólares) en productos agrícolas", dijo Abe en su discurso para abrir la sesión parlamentaria.

Su administración ha situado el TPP, un acuerdo comercial entre 12 países de la cuenca del Pacífico que incluye a Estados Unidos, México, Perú o Chile, como acicate para aprobar reformas estructurales pendientes dentro de su programa de reforma económica, bautizado como "Abenomics".

De este modo, su Gobierno centrará buena parte de su agenda para lo que queda de curso político en la aprobación de reformas legales, que principalmente afectan al sector agrícola, relacionadas con el TPP.

Las ansias de Abe por lograr que la cámara nipona apruebe el TPP reflejan la actual preocupación en torno al futuro del tratado después de que los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos hayan indicado que no aceptarán el acuerdo bajo las condiciones actuales.

En su discurso, el primer ministro también señaló la importancia de sacar adelante otras reformas para impulsar el crecimiento como la aprobación pendiente de un presupuesto extraordinario para financiar un paquete de estímulo fiscal que el Gobierno desveló el pasado agosto.

Este paquete, valorado en unos 28 billones de yenes (247.894 millones de euros/278.410 millones de dólares) se centra en la inversión en infraestructuras, con el foco puesto en mejorar los servicios para el sector turístico y, precisamente, en favorecer las exportaciones agrícolas.

Abe también abogó por formular una reforma laboral para antes de que concluya el ejercicio fiscal, el próximo marzo.

El primer ministro propuso en su discurso una subida récord de 25 yenes (0,22 euros/0,24 dólares) del salario mínimo, por acabar con las agudas desigualdades que padece el mercado laboral nipón y por recortar la duración de las jornadas de cara a favorecer la conciliación familiar y estimular la natalidad.