9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 19 de julio de 2016, 01:00

A un año de la reconciliación, Cuba y EEUU siguen distantes

“No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos”, prometió entonces el secretario de Estado John Kerry a una Cuba que un año después sigue resoplando desconfianza frente a EEUU.

Este 20 de julio se cumple el primer aniversario de la reapertura de la embajada cubana en Washington. Fue un mes después cuando Kerry pronunció esas palabras, tras ver flamear la bandera estadounidense en la isla después de más de medio siglo.

Pero tras la reconciliación diplomática, los viejos enemigos de la Guerra Fría están lejos de tener una relación normal, y se comportan más como una pareja civilizada de divorciados que defienden intereses propios.

“Creo que Cuba y Estados Unidos nunca han sido amigos y difícilmente lo lleguen a ser”, señala a la AFP Jesús Arboleya, ex diplomático y analista cubano experto en la agenda bilateral.

Prefiero, agrega, definir esta relación como “una convivencia entre contrarios”. El académico y ex embajador británico en Cuba, Paul Hare, cree incluso que ambos Gobiernos se cuidan de hablar de “normalidad” por recelo a que esto se interprete como una “rendición ideológica”.

“Ellos quieren mantener relaciones discretas: ni amigables, ni antagónicas”, recalca.

Desde que iniciaron su acercamiento a finales de 2014, Estados Unidos y Cuba han tratado civilizadamente sus diferencias, pero sin remover los históricos obstáculos de su relación.

Del lado estadounidense persiste, entre otros, el embargo que tanto mortifica a los cubanos, pese a las medidas de alivio que ha adoptado Barack Obama.