21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 6 de mayo de 2017, 02:10

92-103.Leonard, Aldridge y Gasol recuperan la ventaja para los Spurs

Houston (EE.UU.), 5 may (EFE).- La combinación del alero Kawhi Leonard, el ala-pívot LaMarcus Aldridge y el pívot español Pau Gasol fue de nuevo la fórmula ganadora que tuvieron los Spurs de San Antonio al vencer de visitantes por 92-103 a los Rockets de Houston en el tercer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste.

La victoria permite a los Spurs recuperar la ventaja de campo al ponerse por delante 2-1 en la serie que disputan al mejor de siete después de haber perdido el primer partido de locales.

Leonard con doble-doble de 26 puntos, los mismos que tuvo Aldridge, 10 rebotes, siete asistencias y una recuperación de balón, se erigió de nuevo en el líder ganador de los Spurs y el que encabezó el ataque balanceado de los Spurs.

Mientras que Aldridge, jugó su mejor partido en lo que va de serie al ser también factor ganador al anotar 12 de 20 tiros de campo, capturó siete rebotes y puso cuatro tapones, que lo dejaron líder del equipo en esa faceta del juego.

Pero si Leonard y Aldridge dominaron en el ataque, de nuevo Gasol fue el jugador clave en a la hora de establecer y marcar el ritmo de las acciones que se dieron en el Toyota Center.

Gasol, que siguió de titular, impuso su clase, experiencia, y dominio en el juego interior al conseguir 12 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias.

El jugador de Sant Boi disputó 32 minutos en los que anotó 4 de 8 tiros de campo, incluido el único triple que intentó, y acertó 3 de 4 desde la línea de personal.

Gasol capturó seis rebotes defensivos, puso dos tapones, perdió cuatro balones y cometió tres faltas personales.

La ausencia del base francés Tony Parker, con una grave lesión muscular, rotura del cuádriceps de la pierna izquierda, de la que fue operado el viernes con éxito, pero que le costará estar de baja al menos cuatro meses, no se notó en el juego de equipo de los Spurs, que sólo estuvieron abajo en el marcador en la recta final del primer cuarto y en el intermedio del segundo.

El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, se decidió por Dejounte Murray como el base titular en el puesto de Parker, pero fue sólo un movimiento estratégico ya que el que realmente dirigió el juego fue el australiano Patty Mills, que estuvo 31 minutos en la pista y aportó 15 puntos con cinco rebotes y dos asistencias.

El escolta argentino Manu Ginóbili jugó 17 minutos como reserva y no consiguió ningún punto al fallar los tres tiros de campo que hizo, pero capturó cinco rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.

Los Spurs que jugaron un partido de playoffs sin Parker por primera vez desde la temporada del 2001, le rompieron la racha de 221 que había establecido y que es la mejor marca de la NBA.

El escolta James Harden recuperó su mejor inspiración encestadora al aportar 43 puntos (14-28, 5-13, 10-11), pero no tuvo presencia en el juego interior y en la dirección del ataque al no implicar al resto de los compañeros, lo que favoreció la estrategia de los Spurs de hacer que los Rockets no fuesen el equipo balanceado del primer partido.

Harden apenas capturó dos rebotes, dio cinco asistencias, recuperó tres balones, pero perdió cinco y cometió cuatro faltas personales, mientras protestó toda la noche a los árbitros por la manera como no se las señalaban a los jugadores de los Spurs que lo marcaron.

El alero de origen dominicano Trevor Ariza aportó 17 puntos como segundo máximo encestador, además de capturar cinco rebotes y cinco asistencias.

Mientras que el pívot suizo Clint Capela fue el mejor en el juego interior al conseguir doble-doble de 12 tantos, 16 rebotes --11 defensivos--, puso cinco tapones y repartió tres asistencias.

Esta vez el pívot brasileño Nené Hilario no pudo ser factor ganador al disputar 17 minutos como reserva y lograr solo un tanto, el que consiguió desde la línea de personal en dos intentos.

Mientras que falló los cinco tiros de campo que hizo, capturó tres rebotes, dio una asistencia, perdió un balón y puso un tapón.

Aldridge, que en los dos primeros partidos se combinó para 19 puntos, en el tercero surgió con los tantos decisivos como los nueve que logró en el cuarto periodo cuando el marcador se rompió a favor de los Spurs, que logró racha de 7-2, incluidos seis de su ala-pívot titular, que permitió al equipo de San Antonio ponerse por parcial de 85-74, que sería decisivo a falta de cinco minutos para el final.

Los Rockets anotaron seis puntos consecutivos, para colocarse a ocho tantos por debajo en el marcador, pero el escolta Danny Green, que hizo una gran labor defensiva, anotó dos triples en menos de un minuto que volvieron a darle a los Spurs parcial de 94-82, esta vez ya sin capacidad de reacción con menos de tres minutos por jugarse.

El cuarto partido de la serie se jugará el domingo en el mismo escenario del Toyota Center de Houston.