23 de junio
Viernes
Despejado
20°
28°
Sábado
Mayormente nublado
19°
28°
Domingo
Mayormente nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 5 de enero de 2017, 01:00

8.000 kg de tomate y cebolla decomisaron en el Abasto

Durante el recorrido de una sola noche en el Mercado de Abasto, equipos del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) decomisaron más de 8.000 kilos de productos frutihortícolas.

Este decomiso se hace apenas días después de que se autorizara la importación del tomate, ante la merma de la producción nacional. Los productores manifestaron en ese momento su temor a que el contrabando tome fuerza tras la autorización del paso de productos extranjeros.

En total, unos 8.150 kilos de productos vegetales que no contaban con documentación que respalde su origen fueron decomisados en la noche del miércoles en el Abasto, que es el principal centro de venta y distribución de productos frutihortícolas del país.

Técnicos de la Oficina Central del Senave informaron que en los locales 8 y 9, del Bloque A, y en local 4 del Bloque N se incautaron 5.000 kilos de cebolla y 3.150 kilos de tomate.

Las cargas no contaban con documentos, por lo que se comunicó a los encargados y responsables de los productos que los mismos se encontraban en infracción y que debían ser decomisados.

Las cebollas estaban divididas en 250 bolsas de 20 kilos cada una, y los tomates en 175 cajas de 18 kilos cada una, es decir, listas para la distribución. En ambos casos, se tratarían de productos de origen argentino, según un informe del Senave.

El procedimiento contó con el apoyo del Departamento Contra Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional y del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave).

Producción nacional. En el último mes se registró una merma del 50% de la producción nacional del tomate, lo que provocó una suba de precios. Esto ocurre luego de semanas de superproducción, en las que inclusive se tiraban los productos no vendidos.

Ciro González, de la Cámara Frutihortícola del Paraguay (CFP), recordó que en ese momento la caja de 20 kilos de tomate costaba G. 50.000 o menos. Desde hace una semana, la misma presentación trepó a G. 70.000.

Esperando que los precios no suban demasiado, el Senave autorizó la importación del tomate desde esta semana. Se espera que entre mañana y el viernes lleguen las primeras cargas.

No obstante, el temor de los productores nacionales es que, con la apertura de la frontera para el tomate, también se fortalezca el contrabando, debido a que habrá una mayor disponibilidad de productos extranjeros, lo que daría menor notoriedad a los ingresados de forma ilegal.