10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 9 de julio de 2016, 01:00

600.000 labriegos están fuera del sistema financiero

A pesar de que tienen gran necesidad de financiación, las comunidades rurales siguen siendo el mayor mercado carente de servicios financieros.

Según una encuesta sobre inclusión financiera, realizada por el Banco Central del Paraguay (BCP) en el 2014, el 42% de las personas adultas del país no tienen acceso a servicios financieros. De ese porcentaje, el 33% pertenece al sector rural (ver infografía), lo que equivale a unas 600.000 personas, señaló la directora ejecutiva de la Dirección de Estrategia de Inclusión Financiera del BCP, Adriana Insaurralde, durante un seminario internacional sobre el tema, desarrollado ayer.

Las personas enmarcadas en ese 33% no tienen una cuenta ni piden prestado a una entidad financiera formal, no utilizan un cajero automático o tarjeta de crédito, no usan dinero móvil, no tienen seguro, y reciben salarios y transfieren remesas nacionales solo en efectivo, indica el informe.

Insaurralde dijo que si bien existen esfuerzos interesantes que está realizando el Gobierno, ya que existe una ley que está rehabilitando financieramente a la gente que ya tuvo acceso a créditos, pero que había quedado fuera del sistema por una situación de mora, el desafío sigue siendo incluir de manera más apropiada y efectiva, generando capacidades de pago y educando a las personas del sector rural más intensamente, explicó.

Aclaró, además, que la inclusión financiera no es solo otorgar créditos, “no es solo bancarizar o abrir cuentas ni generar préstamos, sino más bien es tener productos financieros adecuados que el productor pueda usar y satisfacer su necesidad”.

DESAFÍOS. En Paraguay hay diversos productos financieros, pero siguen faltando más para el sector rural, como el ahorro programado, el seguro agrícola, productos de créditos más adaptados al segmento, microseguros sociales y de vida, aseguró Insaurralde, al momento de puntualizar que “hay ciertas entidades que ofrecen esos servicios a otros segmentos, pero no al sector rural”.

Finalmente, la directora de Inclusión Financiera del BCP insistió en la necesidad de seguir trabajando en generar herramientas y mecanismos que ayuden a “asegurar la inclusión financiera de las zonas rurales, porque permite liberar su considerable potencial económico y beneficiar a los pobres que viven en ellas aumentando el ingreso familiar y el trabajo decente”, refirió.

El seminario se realizó en la Sala de Convenciones del BCP y fue organizado por el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). Participaron del evento los ministros de Hacienda, Santiago Peña; de Agricultura, Juan Carlos Baruja, y la presidenta del CAH, Amanda León Alder, entre otros.