6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de agosto de 2016, 01:00

5 migrantes muertos y 6.500 rescatados

Cinco migrantes murieron en el Mediterráneo ayer domingo frente a las costas libias, anunciaron los guardacostas italianos, que han coordinado el rescate de más de 6.500 personas desde el jueves.

Por su parte, la prensa de Cerdeña (Italia) informó de que unos 40 argelinos habían llegado a la isla en tres embarcaciones desde el sábado por la tarde.

Y en España, la guardia costera anunció el rescate de 118 migrantes provenientes del Magreb y África Subsahariana a lo largo del domingo.

Frente a las costas de Libia, el buque Vega de la Marina italiana y el Iuventa, de la asociación alemana Jugend Retter, recuperaron en total cuatro cadáveres en una operación de salvamento de 130 personas, entre las cuales había dos bebés, a bordo de una lancha neumática que empezaba a deshincharse y hacer aguas.

La Marina italiana señaló que varios migrantes habían entrado en pánico y habían saltado de la embarcación a su llegada. “Cinco migrantes fueron recuperados en el mar, tres pudieron ser reanimados y salvados, los otros dos ya estaban muertos”, anunció la Marina en su cuenta Twitter.

Por su parte, una portavoz de Jugend Retter explicó que su asociación había recuperado dos cadáveres y que todos los migrantes a bordo estaba particularmente débiles.

Un quinto cadáver fue encontrado en otra operación de salvamento de la marina italiana y una asociación maltesa, Moas, que socorrieron a más de 470 migrantes. Las condiciones meteorológicas condicionan la partida de los migrantes de Libia, que suelen producirse por tandas de varios miles de personas. Según el último balance del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, establecido antes de estas últimas operaciones, más de 89.000 migrantes llegaron a las costas italianas en lo que va de este año, un total ya casi comparable a los 93.000 registrados entre enero y julio de 2015. afp