lunes 20 de octubre
Cotización del DÓLAR
G 4550
compra
G 4600
venta
DÓLAR
G 4550
compra
G 4600
venta
PESO AR
G 310
compra
G 350
venta
REAL
G 1790
compra
G 1860
venta
PESO UY
G 180
compra
G 250
venta
EURO
G 5750
compra
G 5970
venta
YEN
G 38
compra
G 50
venta
clima
26º C
Despejado
Nacional
sábado 3 de noviembre de 2007, 15:01

3 DE NOVIEMBRE:"FECHA FELIZ" O CULTO AL DICTADOR

Aunque cada vez con festejos de menor brillo, es de recordar qué significaba esta fecha en el calendario de la dictadura y la actitud de artistas y escritores

0
Imprimir Agrandar Achicar

Sábado/03/NOVIEMBRE/2007

Antonio V. Pecci

apecci@uhora.com.py

Esta expresión acuñada bajo la dictadura stronista (1954-1989) sirvió para denominar los actos de agasajo que se realizaban en homenaje al día de nacimiento del ambicioso general quien se hizo del poder a través de un violento golpe de estado en contra del presidente Federico Chaves, legalmente electo en los comicios de 1952 y líder indiscutido del poderoso sector "democrático" del poder.

Luego de sucesivas purgas al interior del Partido Colorado, cuyo ejemplo más significativo fue la intervención de su Junta de Gobierno y el destierro de una tercera parte de sus dirigentes en 1959, así como las brutales represiones al interior del Ejército, casos de los capitanes Napoleón Ortigoza, Hilario Ortellado, Falcón, en los años 60, terminó por imponer su poder omnímodo a la sociedad durante más de tres décadas.

Formando cola

Desde primeras horas de la madrugada de dicho día se daba el desfile de grupos musicales que peleaban por ser los primeros. ¿De dónde surgió la tradición de llevar serenatas al dictador en "Mburuvicha róga"? En los anteriores gobiernos, como el del Mariscal Estigarribia, Higinio Morínigo (1940-1948) y el de Federico Chaves (1949-1954), no se conocían estas prácticas. Es indudable entonces, que surge como una estrategia de legitimación popular de parte del dictador con un único objetivo: el culto a la personalidad. Las canciones interpretadas en dichos eventos, en las radios o festivales que se realizaban debían tener ese sello. Stroessner debía ser presentado como un soldado guaraní, aunque era rubio; valiente en la guerra, aunque en el Chaco no tuvo actuación destacada; o frases muy forzadas como "nde niko artillero corazón de acero", elogiar las rutas que surcaban el país, aunque en realidad sólo encaró dos, inconclusa una de ellas, la Transchaco. En todos los casos se habla de la era de "paz y progreso", de que él es un heredero del Mariscal (López) y se insiste en que su paternal figura cobija a todos los hijos del 'nuevo Paraguay', que incluía sólo a los que adherían a él lógicamente. El resto, eran los réprobos.

En cuanto a la expresión "fecha feliz" aparece en la polka "Felicidades mi General", con letra de Agustina Miranda y música de Dionisio Ibáñez. Y dice: "3 de noviembre, fecha feliz/ porque nde niko renace/ ha nde estrella ohesape/ para la gloria del Paraguay". La primera parte circuló y prendió en el vocabulario de hurreros y locutores oficialistas, el resto de la misma sucumbió ante la necesidad de economía en los mensajes.

En esa larga lista se anotan los nombres de Francisco Larrosa, autor y Aníbal Lovera, intérprete, con una de las polcas de mayor circulación "Don Alfredo"; Rubito Medina, Agustina Miranda y Dionisio Ibáñez; el intérprete ciego Roquito Mereles; Luis Alberto del Paraná y Los Paraguayos; Ignacio Melgarejo, Samuel Aguayo, Emilio y Jorge Naumann, Matías Ferreira Diaz, Antonio Barrios, Eligio Mujica, Juan B. Mora y Rubén Enciso Yegros. Entre muchos otros.

Y desde las páginas de Patria, Ezequiel González Alsina pontificaba sobre la labor de este "heredero de los López", acompañado de Gil González y Mario Halley Mora, al igual que desde la "Voz del Coloradismo" por Alejandro Cáceres Almada, en cadena obligatoria para todas las radios del país.

Frente a estos artistas estaban aquellos que resistieron todo tipo de presiones y censuras para no sumarse al coro oficialista. Fue el caso de Vocal Dos, Sembrador, Juglares, Maneco Galeano, Ára pyahu, Rudi Torga, Carlos Noguera, y una larga lista de poetas y escritores que se negaron a tales prácticas, permaneciendo fieles a los dictados de su conciencia, frente a una realidad que desmentía las falsas imágenes de paz y progreso que enarbolaba el régimen.

De todos modos, hay que anotar que Stroessner logró lo que otros dictadores de América y España no tuvieron: rodearse de una corte de músicos, escritores y artistas. Algo que no se dió con dictadores como Augusto Pinochet, Jorge Rafael Videla, Francisco Franco o Hugo Bánzer.

Fenómeno que hubiera sido impensable sin el apoyo del Partido Colorado al general, constituyéndose en la cantera que empujó a las citadas figuras artisticas a prosternarse ante el mandamás. A tal punto que en una de las canciones se pedía 'que la nación lo nombre Mariscal Reconstructor'. Algo digno de figurar en La fiesta del chivo de Vargas Llosa o en El otoño del patriarca de García Márquez.

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios