10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 13 de octubre de 2016, 01:00

2.000 viviendas de Senavitat están paradas en todo el país

Alrededor de 2.000 viviendas que fueron iniciadas entre el 2011 y 2012 por la Secretaria Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), y por las cuales se pagaron anticipos por G. 100.000 millones, continúan paradas y están ahora bajo la gestión de la asesoría jurídica de la institución para que puedan avanzar. Algunas se encuentran a instancias de la Justicia.

Así informó Soledad Núñez, titular de la Senavitat, durante una visita a la Redacción de ÚH, donde explicó los trabajos que vienen ejecutando y las dificultades con las que se encuentran algunos proyectos que quedaron varados. Al respecto, dijo que cuando asumió el cargo se encontró con más de 3.500 obras paradas, de las cuáles hasta la fecha pudieron reactivar 1.600 viviendas.

Según explicó, los motivos son principalmente por incumplimiento de las contratistas, que en algunos casos son empresas de maletín. Incluso hay firmas que reclaman sobrecostos que no se pueden justificar, por lo que las obras no pudieron continuar. Otro de los problemas es que se iniciaron las obras en propiedades que son privadas y que hoy generan conflicto con los dueños. Otras se adjudicaron en lugares inaccesibles, donde no había formas de construir.

Por otro lado, Núñez señaló que este flagelo afecta en la mayoría de los casos a comunidades indígenas, que siguen esperando sus casas. Las zonas más afectadas son los departamentos de la Región Occidental: Alto Paraguay, Boquerón y Presidente Hayes, según el portal de la institución.

Asimismo, afecta a casi todos los departamentos de la Región Oriental, como Alto Paraná, Canindeyú, Caaguazú, Caazapá, Central, Concepción, Guairá, Itapúa, Misiones, Paraguarí, San Pedro, Ñeembucú, y Asunción. La ministra dijo que están trabajando para llegar al 2018 con estos temas solucionados.

Por otro lado, agregó que no se pueden rescindir los contratos sin perjudicar al Estado, ya que las pólizas de los contratos vencieron. Lo que se busca es recuperar los fondos que se gastaron, por lo que se están investigando caso por caso. Con algunas empresas se está “negociando” bajo la figura del arbitraje, como se establecieron en los contratos, lo que implica un costo muy elevado a la Senavitat. “Pusieron estas cláusulas prácticamente para no reclamar la devolución de los fondos”, agregó. Expresó que estas situaciones generaron grandes cambios en la institución, específicamente en los pliegos y en los contratos.