8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 20 de noviembre de 2016, 01:00

2 millones de ton. de granos

A pesar de las gestiones de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), junto a la Cancillería Nacional, para lograr un fluido canal de exportación al Brasil, la huelga de los auditores fiscales de la Receita Federal sigue causando enormes contratiempos a la exportación de alimentos nacionales, totalizando ahora cerca de dos millones de toneladas de granos varados en Ciudad del Este.

Este dato fue proporcionado ayer por la Capeco en un informe, mientras que el coordinador de transporte de esta entidad, Carlos Rendano, informó que se cumplieron 4 meses de la movilización de los auditores fiscales, situación que acarrea un inmenso problema para el tránsito de los productos paraguayos con destino a Brasil.

El directivo expresó que en la actualidad están pendientes de ser enviados 1 millón de toneladas de maíz, 700.000 de trigo, más un volumen de aproximadamente 300.000 de arroz y derivados de la soja.

“Lamentablemente, a pesar de las gestiones realizadas que permiten salir una cantidad importante de camiones, este volumen no alcanza a cubrir nuestras expectativas y menos la realización de nuevos negocios”, expresó Rendano.

Durante las semanas anteriores, se mantuvo un promedio de salida de 500 camiones, pero en los últimos días bajó nuevamente a 100 camiones y mermó el flujo de bienes que pasaron la frontera, con esto se agrava el escenario; en la actualidad están 1.000 camiones pendientes de salida en dos patios en Ciudad del Este.

El sobrecosto generado por la sobrestadía es inmenso, cuya situación representa un efecto colateral más de la problemática que vive el sector agroexportador, de acuerdo con el referente de la Capeco.

El estadio podría empeorar en caso de no solucionarse este impasse, considerando que dentro de 40 días más comenzarán las primeras cosechas de soja que podrían ocasionar inconvenientes con los granos de maíz, trigo y otros que aún permanecen estoqueados en los silos, según apuntó el directivo.

Los auditores de la Receita Federal están desde julio en huelga, y esto demora los trámites de importación y exportación de cargas. Luego de un año de negociaciones, en marzo llegaron a un acuerdo con el Ejecutivo brasileño, que debía remitir al Congreso un proyecto de ley para la implementación del acuerdo, pero hasta julio no lo había hecho, por lo que retomaron las movilizaciones.