8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 22 de agosto de 2016, 02:15

14 milicianos libios y 35 yihadistas muertos en combates por el control de Sirte

Sirte (Libia), 22 ago (EFE).- Al menos catorce milicianos de la Alianza de milicias afines al gobierno de unidad libio apoyado por la ONU murieron este domingo y 85 más resultaron heridos en combates con grupos yihadistas en la ciudad Sirte, escenario de duros combates desde dos meses.

Responsables castrenses en este estratégico puerto petrolero informaron hoy a Efe de que los enfrentamientos se libraron en los llamados distritos 1, 2 y 3, en los que resisten con fiereza francotiradores y comandos suicidas.

Además, "durante el día (domingo) hemos encontrado los cadáveres de 35 miembros del Daesh (acrónimo en árabe para referirse al grupo yihadista Estado Islámico) y ahora ya controlamos gran parte de esos áreas", explicó el domingo la misma fuente.

Fuerzas de esta alianza de milicias leal al gobierno de unidad libio -formado por la ONU el pasado marzo- lograron hace diez días quebrar la resistencia yihadista y ampliar su control del centro urbano de Sirte, que la rama libia del grupo Estado Islámico tenía en su poder desde febrero de 2015.

El grueso de los combates se libra en el denominado "eje de la India", una estratégica zona de casas bajas y callejones estrechos, situada en el entorno del Palacio de Congresos y la sede del la radio local, arrebatados a los yihadistas durante los bombardeos del pasado fin de semana.

Asentados en la que es la ciudad natal del dictador libio Muamar al Gadafi -derrocado en 2011-, en enero de este año los yihadistas trataron de asaltar los vecinos puertos petroleros de Sidrá y Ras Lanuf, los más importantes del país.

Ante esta amenaza, milicias de Trípoli, de la ciudad de Misrata y partidarios del señor de la guerra y líder de la Fuerza de Defensa de las Instalaciones Petroleras, Ismail Jidhram, se unieron en junio al llamado gobierno de unidad designado por la ONU para expulsarlos del citado puerto mediterráneo.

Pero tras casi mes y medio de infructuoso asedio, el gobierno que preside Mohamad Fayez al Serraj se ha visto obligado a solicitar el apoyo aéreo de Estados Unidos, que bombardea de forma constante la ciudad desde el uno de agosto.

Esta intervención extranjera han sido fundamental en el avance de las milicias hacia el "eje indio" y los distritos 1, 3 y 2, en el centro de la ciudad, donde ahora la bandera libia ha sustituido al pendón negro yihadista.

Según explicó a Efe Reda Issa, portavoz del centro de operaciones de la alianza en Misrata, cerca de 400 combatientes libios han muerto en los dos meses de combate y alrededor de un millar han sufrido todo tipo de heridas.

Un alto coste para una batalla que más allá del éxito militar, el gobierno de unidad espera con impaciencia para tratar de frenar el abrupto descenso de popularidad y relanzar su hasta ahora fracasado intento de unir el país.