18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
20°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 31 de marzo de 2017, 01:54

119-104. Rubio se reivindica con 33 puntos, su mejor marca profesional

Redacción Deportes (EE.UU.), 30 mar (EFE).- El base internacional español Ricky Rubio se reivindicó una vez más como jugador de elite dentro de la NBA y lo hizo al conseguir otro doble-doble de 33 puntos --mejor marca profesional-- y 10 asistencias que ayudaron a los Timberwolves de Minnesota a conseguir la victoria (119-104) ante los desahuciados Lakers de Los Angeles, cada día más hundidos.

Todo lo contrario de lo que sucede con Rubio y los Timberwolves que volvieron a mostrar su clase, aunque al final tampoco estarán por decimotercera temporada consecutiva en la competición de los playoffs.

Pero Rubio ha dejado bien establecido en lo que va de temporada, que es un jugador de elite y que si está libre de lesiones tiene mucho que ofrecer en el mejor baloncesto del mundo.

Rubio estuvo dominante en todas las facetas del juego al anotar 12 de 20 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples, y acertó 5 de 6 desde la línea de personal.

El jugador de El Masnou, que estuvo 38 minutos en la pista del Target Center, también tuvo protagonismo dentro de la pintura al capturar cinco rebotes, incluidos 4 defensivos, recuperó dos balones, perdió tres y recibió una falta personal.

"Al inicio de la temporada no tenia la confianza que ahora posee y que me permite sentirme en plenitud y como nunca antes estuve", declaró Rubio al concluir el partido que dejó a los Timberwolves con marca de 30-44, sin opciones estar en la fase final, que sigue siendo la asignatura pendiente del equipo.

Rubio reiteró que es importante concluir la temporada con nota alta para ser el punto de partida positivo de cara a la próxima temporada.

"Creo que podríamos estar ahora compitiendo por los playoffs", valoró Rubio. "Pera eso llegue aquí. Espero que podamos construir a partir de ahora y la próxima temporada ser la buena".

Junto a Rubio, el pívot dominicano Karl-Anthony Towns también destacó al conseguir 32 puntos tras encestar 11 de 22 tiros de campo, con dos triples de tres intentos, y 8 de 10 desde la línea de personal.

El jugador franquicia de los Timberwolves, también capturó nueve rebotes, incluidos seis que fueron ofensivos, repartió dos asistencias, recuperó dos balones, perdió tres y puso un tapón.

Mientras que el alero canadiense Andrew Wiggins siguió en su línea de jugador clave en el ataque de los Timberwolves al concluir el partido con 27 puntos (9-20, 1-3, 8-10) y capturó cuatro rebotes.

La gran labor de Rubio se vio también reflejada en el control del balón del equipo al perderlo sólo 11 veces por 30 asistencias que generó el ataque de los Timberwolves.

Otro base, Jordan Clarkson aportó 18 puntos como líder encestador de los Lakers (21-54), que perdieron el decimoséptimo partido de los últimos 19 disputados.

Mientras que el base D'Angelo Russell llegó a los 14 puntos y siete asistencias que tampoco impidieron la derrota de los Lakers eliminados de la fase final.

El escolta novato Brandon Ingram se perdió el tercer partido consecutivo al sufrir tendinitis patelar en la rodilla derecha.

El ala-pívot Julius Randle consiguió doble-doble de 12 puntos y 13 rebotes, que lo dejaron líder del juego interior, mientras que el pívot reserva Tarik Black llegó a los 15 tantos y capturó nueve balones bajo los aros.

La derrota mantiene a los Lakers con la tercera peor marca de la liga, sólo superados por los Nets de Brooklyn y los Suns de Phoenix.