9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 27 de julio de 2016, 00:45

107-57. EE.UU. siguió intratable y Durant se dio un baño de masas ante China

Oakland (California, EEUU), 27 jul (EFE).- La selección de Estados Unidos completó otro paseo y entrenamiento ante la de China a la que venció por paliza de 107-57 en el segundo partido consecutivo amistoso que ambos combinados nacionales disputaron como preparación a Río de Janeiro 2016.

El pívot DaMarcus Cousins, de los Kings de Sacramento, confirmó su gran momento de forma y volvió a ser el mejor jugador dentro de la pintura y también en la ofensiva del equipo de Estados Unidos al conseguir un doble-doble de 21 puntos y 11 rebotes.

El entrenador de la selección de Estados Unidos, Mike Krzyzewski, volvió a confiar en Cousins como el pívot titular y el polémico jugador de los Kings no le defraudó con su rendimiento y aportación en el campo.

El veterano alero Carmelo Anthony, de los Knicks de Nueva York, que busca hacer historia al ser el primer jugador que dispute cuatro Olimpiadas con el equipo nacional, logró 20 puntos.

El escolta Klay Thompson, del equipo local de los Warriors, llegó a los 15 tantos y su nuevo compañero de equipo, el alero Kevin Durant, aportó 13 tantos.

Si el pasado domingo la exhibición fue en el Staples Center de Los Ángeles, donde Estados Unidos ganó 106-57, esta vez el escenario se trató del Oracle Arena, de Oakland, el campo de los Warriors, donde se presentó ante el delirio los 19.596 espectadores, Durant la nueva estrella de los actuales campeones de la Conferencia Oeste.

Como jugador de la selección nacional, Durant fue recibido con una gran ovación de los aficionados de los Warriors, que puestos de pie lo vitorearon y lo apoyaron constantemente, al igual que a los ídolos locales como son Thompson y el ala-pívot Draymond Green.

Todo lo contrario de lo que sucedió con el pívot DeAndre Jordan, de Los Ángeles Clippers, que fue abucheado permanentemente como lo habían hecho los seguidores del equipo angelino con Durant.

El pívot Zhou Qi con 13 puntos fue el máximo encestador de China que también tuvo la aportación del alero Zhou Peng y el base-escolta Guo Ailun que anotaron 11 tantos cada uno.

El primer cuarto ya había dejado sentenciado el marcador y el partido con un parcial de 31-15 y en el segundo cuarto la defensa de Estados Unidos permitió a China anotar sólo nueve puntos por otros 22 que lograron los jugadores de la NBA.

La segunda parte fue más de lo mismo, con Estados Unidos que imponía su clase sin mayor esfuerzo y China lo ponía todo en el campo para evitar que la humillación deportiva fuese aun mayor, algo que no pudo conseguir porque volvió a perder por 50 puntos de diferencia en el marcador.

Lo trágico para el equipo nacional chino es que su debut en los Juegos Olímpicos será el próximo 6 de agosto y al rival que van a tener enfrente será precisamente Estados Unidos por lo que con toda seguridad ya deben estar trabajando en el siguiente rival del Grupo A que les va a tocar y que será Francia.

Mientras que Estados Unidos, el 8 de agosto tendrá de rival a la selección de Venezuela, a la misma con la que el viernes va a enfrentarse en el United Center de Chicago, en lo que será el cuarto partido amistoso de exhibición y preparación para Río de Janeiro.

La selección de las Barras y las Estrellas jugará el último partido amistoso en territorio nacional el 1 de agosto cuando se enfrente en el Toyota Center de Houston a la de Nigería, que también estará en Río de Janeiro, pero incluida en el Grupo B, donde se encuentra la de España, que defiende la medalla de plata.